PROPIEDAD INTELECTUAL: Derechos de Autor Morales y Derechos Conexos

despacho virtual abogados propiedad intelectual

PROPIEDAD INTELECTUAL: Derechos de Autor Morales y Derechos Conexos

Los derechos de carácter personal o derechos morales son uno de los derechos humanos fundamentales en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El titular originario de los derechos morales y patrimoniales, es quien aparece como Autor de una obra mediante nombre, firma, empleo de seudónimo o signo que lo identifique, sin dejar lugar a dudas sobre la identidad de la persona. El derecho de carácter personal o derecho moral, subsiste en relación con la obra, interpretación, ejecución o fonograma. Es un derecho irrenunciable que pertenece al autor de por vida y que sus herederos ostentaran a su fallecimiento.
 

Entre estos derechos destacan:

 

• El reconocimiento de la condición de autor o artista de la obra.
• El respeto a la integridad de la obra o actuación.
• Impedir cualquier alteración, modificación o deformación de la obra que acarree un perjuicio a sus intereses o menoscabo a su reputación.
• La decisión de la forma y modo en la que su obra será difundida.
• Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o de forma anónima.
• Retirar la obra del comercio si cambian sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación.
• Cualquier modificación de la obra habrá de respetar los derechos consumados de terceros así como cualquier exigencia de protección sobre los bienes de interés cultural.

El conjunto de normas jurídicas y principios que sustentan el Derecho moral y patrimonial que la ley concede a los autores se inicia en Occidente en 1710.

Quedan excluidos de la protección del Derecho de autor:

 

• Las ideas contenidas en obras artísticas o literarias, los sistemas, ideología o técnica de obras científicas, procedimientos, métodos de operación o conceptos matemáticos, o su aprovechamiento industrial o comercial
• Los textos oficiales de carácter legislativo, judicial o administrativo, las traducciones oficiales de los mismos, sin perjuicio de la obligación de citar la fuente y respetar el nombre del autor.
• Las noticias diarias o los sucesos que tengan el carácter de simples informaciones de prensa, hechos o datos.
• Las expresiones del folclore, sin perjuicio de los derechos reconocidos sobre sus traducciones.

Write a Comment